Buscar
Temas
 Home  Nuevo Usuario Portada    Downloads   Tu Cuenta   Enviar Noticia   Top 10   Temas   Contactar  

     Inicio
· Portada
· Noticias
· Buscar
· Foro

     Novedades
· Games Workshop
· Game Zone
· War Crow

     Biblioteca
· Calendario
· Reportajes
· Campañas
· Trasfondo
· Informes
· Relatos
· Galería

     Taller
· Escenografia
· Pintado

     Descargas
· Reglamentos
· Ezine Cargad
· Faq Burjassot
· Videos

     Club LGDL
· ¿Quienes somos?
· Socios del Club
· Colaboraciones
· Patrocinadores
· Disclaimer ©

     Usuarios
· Tu Cuenta
· Miembros
· Mi Diario
· Mensajes

     Colaborar
· Recomiendanos
· Enviar Noticia
· Estadisticas
· Encuestas
· Contactar

     Calendario
 2018
LMXJVSD
1
2
3
4
5
6
7
8
9
10
11
12
13
14
15
16
17
18
19
20
21
22
23
24
25
26
27
28
29
30
31

Añadir evento
Ver detalles


     Lenguajes
Selecciona Idioma de la Interfaz:

English Spanish

Hermanas de Batalla Vs Necrones By José de Ceballos

(2452 palabras totales en este texto)
(3608 Lecturas)   Versión Imprimible




MISIÓN- ATAQUE AL AMANECER + + + + + + + + + + + + + +

Al Adeptus Terra- Sección Inquisitorum.3214597129/M41  + + + + +

 

Saludos Hermano Gelium, del Oficium Inquisitum:

 

Soy el Hermano José de Ceballos, le envió este informe escrito por la Hermana Canonesa del Adeptas Sororitas Isabelle, desde el Arcano Planeta Evangel, situado en el Segementus Tempestus. Como bien sabe se mandó a las Adeptas Sororitas a este planeta para instaurar al FE del SANTO Emperador. Pero algo ocurrió, antes de ayer (Fecha del Apetus Terra), la Hermana Isabelle se levantó sobresaltada de la cama por una visión que pronto pudo ver que era bien cierta. A las 8 de la mañana (Hora Terra), nuestros sensores revelaron la presencia de unas criaturas horrendas al otro lado de la colina que separa la base de las Hermanas de la "llanura de la desesperación". La Hermana Isabelle dio las órdenes oportunas para enfrentarse a la amenaza. Por desgracia poco se imaginaban de que tipo de amenaza se trataba. Una enorme columna de criaturas metálicas de apariencia esquelética muy parecida a la humana aparecieron justo detrás de la colina. Junto a ellas había una enorme nube negra que avanzaba inexorablemente hacia ellas. Las hermanas tomaron posiciones, las serafines se dividieron en dos grupos y el resto de las hermanas en 3 escuadras. El hermano Pablus junto al hermano Augustus y al Hermano Invictum se pusieron delante de las hermanas para realzar su valentía con su FE. La Hermana Isabelle entonó cánticos del Emperador y dió una orden a las Hermanas Serafines armadas con lanzallamas para que se adelantaran y parasen lo más posible a esa nube negra con forma de escarabajo mecánico y avisó al resto de las Hermanas que pasase lo que pasase no entrasen en combate cuerpo a cuerpo con esas cosas. No tardaron en oír los primeros disparos procedentes del Sagrado Bolter Pesado de la Hermana Asunción. Escupió tres disparos sagrados que se incrustaron contra el armazón metálico de una extraña nave en la que uno de esos seres iba montado. Todo lo que vieron fue como el extraño vehículo explotaba en una nube de fuego y humo. Pero lo que a continuación vimos fue todavía peor. El tripulante que manejaba el vehículo seguía vivo y una de las Hermanas Serafines nos informó que seguía con vida. Lo siguiente que vieron fue una infinidad de pequeñas máquinas con forma de escarabajo que se abalanzaban sobre ellas. Las hermanas, dispuestas en fuego de supresión, abrieron fuego derribando a un centenar de esos insectos, pero algunos lograron llegar hasta algunas hermanas...¡y explotaron! Se quedaron atónitas viendo como varias de ellas morían convertidas en humeantes restos humanos sanguinolentos. Aun así, la Canonesa Isabelle sabía que eran superiores en número a sus agresores.

 

        Las Hermanas Serafines armadas con el sagrado lanzallamas llegaron hasta la posición avanzada que pretendían, aguantaron un montón de disparos de color verde que al estrellarse contra el suelo abrasaban la hierba dejando un renegrón en la tierra. Las hermanas abrieron fuego contra los escarabajos destruyendo un montón de ellos y acertando además a uno de esos seres metálicos y bípedos. Sin embargo se volvió a levantar pasado un pequeño tiempo. Las serafines se enfrentaron a sus enemigos. La Hermana Superiora Sarasnua disparó su pistola de plasma, pero esta explotó en su mano matando a la hermana a su paso. Las criaturas metálicas dispararon acertando a varias Hermanas Serafines más, el disparo derritió sus armaduras sagradas y fundió su carne y sus huesos no dejando ni si quiera las armas. Sin embargo una hermana seguía viva sintiendo la Fe y el Poder del Emperador en su interior. Con un grito de furia se lanzo contra los escarabajos que quedaban destruyéndolos bajo sus botas, varios escarabajos se tiraron encima de ella, pero logró arrancárselos antes de que explotaran, destruyéndose a si mismos lejos de ella. Pero su furia seguía en alza. Los disparos que sus enemigos lanzaban contra ella fallaban y las llamas purificantes de sus armas incineraron a varias criaturas más. Ella solo acabó con cinco de esos horripilantes androides antes de que sus repulsores fallasen y un disparo fortuito acabara con su vida, aun así, antes de morir, destruyó a varios enemigos más.

 

        Los enemigos de la humanidad avanzaron inexpugnablemente, los disparos de las hermanas no parecían hacerles mella, con cada impacto obtenido que conseguía derribar a un monstruo este volvía a levantarse. Las hermanas gritaron cánticos sagrados y dispararon sus bolters y armas de fusión. Las hermanas Serafines que quedaban armadas con pistolas bolter saltaron con sus retrorepulsores hacia el techo de una de las torres de la base. El multicañón de fusión de la Hermana Aurora derribó a otro de esos vehículos que tras disparar varias veces había acabado con dos hermanas más. El vehículo se estrelló contra el suelo y de los restos surgió otro guerrero armado. Ahora podían verlos claramente, se encontraban casi a las puertas de la base. Las hermanas seguían entonando sus cánticos. En el tejado, las serafines lanzaban fuego de muerte y gritaron la presencia de otros cinco escarabajos así como un echo insólito. Una escuadra de esos monstruos que parecía estar liderada por un ser más grande que denotaba autoridad desaparecieron del campo de batalla para reaparecer segundos después detrás de las líneas de las Hermanas de Batalla que defendían la entrada a la base. Las Serafines gritaron antes de caer fulminadas por varios disparos que las derribaron de la torre y desintegraron sus cuerpos incluso antes de llegar al suelo.

 

        La Hermana Aurora quedó fulminada cuando el ser más grande levantó su báculo y lanzó un rayo de refulgente energía que partió en mil pedazos a la hermana Aurora. El resto de las hermanas se volvieron alzando aun más y más alto sus cánticos. Y dispararon. El retumbar de los bolters llenó el aire y las balas destrozaron a sus enemigos y al ser enorme que no pudo volver a levantarse, pero varios de su escolta sí, pero fueron otra vez derribados de nuevo bajo los insistentes disparos de las hermanas. Y esta vez no volvieron a levantarse.

 

        Los cinco escarabajos que quedaban con vida fueron destruidos por los Hermanos. Pero el horror no había acabado. Una escuadra más de esos horripilantes guerreros metálicos acompañados de otros aun más grandes y pesados, armados con armas más grandes y moviéndose más lentamente amenazaban con traspasar las puertas del Santo Santuario. Los seres dispararon sus armas derribando a más hermanas haciendo retroceder al resto. Los seres avanzaron, no hacían ningún ruido al andar, ni siseos ni voces. Tan solo el brillo del sol contra sus cuerpos metálicos.

 

        La Canonesa Isabelle gritó otro cántico con más fuerza aún que los anteriores, apelando al Santo Emperador que la diera la victoria final. Notó como el poder del Emperador Eterno entraba en su cuerpo y la llenaba de una furia sin igual. Las hermanas volvieron a avanzar disparando sus bolters, escupiendo fuego sagrado. Y lograron parar el avance de los Necrones, haciendo que desapareciesen justo a la entrada de la Santa Base.

 

        Las hermanas gritaron de rabia, dolor y alegría. Lloraron segundos después por la muerte de sus camaradas caídos y cantaron plegarias por sus almas para que el Gran Emperador de la Humanidad las acogiese en su seno. El Hermano que quedaba con vida también rezo dejando caer su arma al suelo.

 

El resultado había sido una masacre total, el planeta se a dado por perdido y se seguirán investigando las causas de este ataque.

 

Atentamente

    José de Ceballos. [Explorador de Asturias]  





PHP-Nuke is Free Software released under the GNU/GPL license. Nuke ET Copyright © 2007 por Truzone.    Apache    Php    MySql    Incluye nuestras noticias en tu web.    Sistema Antispam

Navegad mas rápido usando Firefox.        Pagina optimizada para una resolución de 1024 x 768.